En qué consiste el juego de Blackjack

La mesa destinada al juego de Blackjack tendrá normalmente 7 asientos para los jugadores que se decidan a probar suerte. La forma de la mesa es semicircular, estando el dealer en una de las partes y estando los jugadores en la zona circular, justo en frente del dealer. Cada asiento destinado a los jugadores tendrá su correspondiente puesto de juego en la mesa, a la que podemos denominar como zona de apuestas, donde el jugador depositará las mismas.

El juego comienza con las apuestas de los jugadores, que serán a ciegas antes de que comiencen a repartirse las cartas. Una vez hecho esto, la acción del juego comenzará con el crupier entregando dos cartas boca arriba a cada uno de los jugadores que estén en la mesa y hayan depositado sus apuestas. En los casinos americanos el crupier se reparte a sí mismo dos cartas dejando una carta boca abajo y mostrando la otra (blackjack americano). En los casinos europeos y asiaticos el crupier sólo se reparte al principio de la partida una carta boca arriba, el crupier esperará a que todos los jugadores hayan hecho sus jugadas y hayan jugado sus manos para repartirse la segunda carta (blackjack europeo).

El objetivo del juego de Blackjack es crear una mano total de 21 o que al menos se le acerque lo máximo posible, teniendo que conseguir acercarnos siempre más que el crupier, pero nunca pasarnos, ya que en ese caso habremos perdido directamente. Para contabilizar el valor total de nuestra mano de cartas deberemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Las cartas que van desde el 2 al 9 (2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9) tienen su valor natural, el que aparece marcado en la carta.
  • Las cartas con figura, es decir, la jota, la dama y el rey, y el 10, tendrán el valor de 10.
  • El as, por su parte, puede tener el valor de uno o de once, dependiendo de cuál sea el mejor valor para conformar la mano del jugador. Es decir, si tenemos una jota, un rey y un as, tendremos 21 y no 31, ya que en este caso, obviamente, es mucho más beneficioso para el jugador que el as tenga el valor de uno que de once. Por el contrario, si tenemos un as y una dama en nuestras dos primeras cartas ya tendremos 21 de forma directa, ya que aquí es más beneficioso que el as valga once, ya que junto con una figura o un 10 habremos conformado el valor veintiuno que es lo que busca el juego. La jugada de conseguir 21 puntos con dos cartas (AS + 10 o Figura) se conoce como BlackJack y es la jugada máxima.

Una vez que las dos primeras cartas son entregadas, comenzará la ronda de preguntas en la que el dealer preguntará a cada uno de los jugadores si se planta o si desea otra carta. Aquí en función del valor que hayamos conseguido con nuestras dos primeras cartas deberemos proceder a hacer una cosa u otra. Una vez que esta fase haya pasado el crupier jugará su mano y finalmente comparará su mano con la de cada jugador para saber que jugadores han ganado y cuales han perdido. El crupier pagará a los jugadores que tenga una mano superior a la suya y recogerá las apuestas de los jugadores que tengan una mano inferior. En casos de empate el jugador recupera su apuesta.