Estrategia del Caribbean Stud Poker

Caribbean Stud Poker es un juego de mesa de casino que normalmente encontraremos al lado de otros juegos de mesa, como el Blackjack. Para participar en este juego no necesitamos grandes conocimientos ni habilidades especiales, más que nada porque tampoco hay muchas decisiones que tomar, más allá de la cantidad de dinero que deseamos apostar en cada jugada. Las cartas nos son repartidas y no podemos hacer mucho más, ya que en este juego no existe el descarte de cartas, las que nos son entregadas en un principio conformarán nuestra mano inicial, pero también nuestra mano final. Esas cartas, y no otras, nos acompañarán durante toda la jugada.

Algunos analistas y expertos en el mundo de los juegos de casino han intentado realizar alguna que otra estrategia para emplear en el Caribbean Stud Poker que, además de resultar complejas, no hacen que nuestras posibilidades aumenten demasiado. Dependiendo de la tabla de pagos que tenga el juego en el casino que estemos, y sí, también de nuestra estrategia a seguir, la ventaja con la que cuenta el casino oscila entre el 5% y el 5.5%, lo que hace que, conociendo esto, ya no resulte un juego demasiado atractivo de cara a ganar dinero, por lo que será mejor que no empleemos mucho tiempo en esta mesa de juego que es el Caribbean Stud Poker, a no ser que creamos que es nuestro día de suerte y vamos a ganar el bote progresivo.

Como sabemos, en este juego apostamos primero en el casillero “ante” y seguidamente nos reparten las cinco cartas que conformarán nuestra jugada. Pues bien, la estrategia a seguir se basa en cuándo debemos continuar con el juego y apostar en el casillero “call” para, posteriormente, proceder a enseñar nuestras cartas y compararlas con las cinco cartas que haya recibido la banca.

Importante:

  • Nunca procederemos a apostar en el casillero “call” y, por lo tanto, continuar con el juego si entre nuestras cartas no tenemos al menos un AS y un Rey. En el Caribbean Poker no tiene sentido ir de farol ya que el crupier no se puede retirar y siempre tendrá que comparar sus cartas con las tuyas si decides apostar en el casillero de “call” y de esta manera seguir con el juego. No es muy inteligente hacer la apuesta "call" con cartas peores a un As - Rey esperando que el crupier no clasifique su mano. Si el crupier no clasifica su mano, el jugador solo recibe el pago de la apuesta "ante" a razón de 1 a 1, sin embargo si el crupier clasifica su mano (es decir tiene As - Rey o mejor) el jugador con peor mano que el crupier pierde la apuesta "ante" y la apuesta "call".
  • Siempre procederemos a apostar en el casillero “call” y continuaremos con el juego si nuestra mano tiene una pareja o una combinación mejor. Incluso si tenemos sólo una pareja de doses, es aconsejable seguir en el juego y jugar hasta el final con nuestra mano. En el Caribbean Poker no hay descartes, por tanto cualquier pareja es valiosa. Si el crupier se clasifica, puede que pierdas, a no ser que él lleve sólo un as y un rey juntos, o una pareja de valor inferior a la tuya. Si el crupier no se clasifica, ganarás el mismo dinero que hubieras apostado en el casillero “ante”.

Tras el reparto de cartas, si entre nuestras cinco cartas tenemos un As y un Rey, hay dos estrategias principales que debemos seguir para jugar de forma correcta:

  • Seguiremos con el juego y apostaremos en el casillero “call” si tenemos un as, un rey y una dama, o un as, un rey y una jota, y la carta boca arriba del crupier es un as o un rey. En este momento nos encontraremos esperando a que el crupier tenga un as y un rey , para que su mano clasifique, pero que su siguiente carta sea inferior a la nuestra para que la comparación de cartas caiga a nuestro favor, dándonos la victoria.
  • Seguiremos con el juego y apostaremos así en el casillero “call” si tenemos un as y un rey y una de nuestras tres cartas sobrantes sea del mismo valor que la carta destapada del crupier. Aquí también estaremos a la expectativa de que el crupier, si se clasifica, tenga el resto de cartas de valor inferior a las nuestras o, al menos, del mismo valor para empatar en el juego.

Otra estrategia para jugar al Caribbean Poker muy facil de recordar es sólo hacer la apuesta "call" cuando tu mano es As-Rey-Jota-8-3 o mejor.

Está bien tener estas estrategias básicas en mente cuando vayamos a jugar al Caribbean Stud Poker, pero incluso aunque juguemos de forma muy rigurosa siguiendo estas estrategias podremos seguir perdiendo, aunque sea algo menos rápido que si no las siguiéramos, y por tanto menos rápido que aquellos jugadores que no tengan conocimiento de las mismas. Aún así, seguimos sabiendo que nuestras posibilidades en este juego son muy reducidas a no ser que tengamos un golpe de suerte puntual que nos haga ganar el bote progresivo.