Casino Hold'em Poker vs. Texas Hold'em Poker

El Casino Hold’em Poker es un juego de mesa de casino basado en la forma de apostar en el también juego de mesa Caribbean Stud Poker, y en la forma de jugar en el Texas Hold’em Poker. Este último juego es el tipo de juego de poker más extendido a nivel internacional, siendo ya el juego tradicional de poker. Aunque el Casino Hold’em Poker se base en el Texas Hold’em existen entre ambos diferencias básicas que hacen que al final se trate de juegos totalmente diferentes desde el punto de vista estratégico, ya que aunque seamos buenos jugando al Texas Hold’em Poker no significará que vayamos a ganar en el Casino Hold’em Poker.

¿La diferencia básica? El Casino Hold’em Poker es un juego de mesa de casino, y eso conlleva que nuestro rival no esté compuesto por otro jugador con nuestras mismas pretensiones en el juego, sino que en este caso nuestro rival será el crupier.

En ambos juegos serán entregadas dos cartas a cada una de las partes, y se depositarán en un primer momento tres cartas en el centro de la mesa (flop). Con esta perspectiva decidiremos si seguimos en el juego o no, en ambos tipos de juegos. Pero, y aquí viene una diferencia fundamental, mientras que en el Texas Hold’em Poker la guerra psicológica tiene un papel muy importante, ya que una estrategia a seguir es engañar a nuestro rival para que crea que llevamos mejor mano que él y así se rinda, en el Casino Hold’em Poker esto no sucede. Aquí el crupier tiene la obligación de llegar hasta el final del juego, lleve mejores o peores cartas, por lo que dará igual que tratemos de fingir una buena mano, ya que al final si decidimos jugar este no será un factor determinante.

Así, jugar a uno u otro juego dependerá de nosotros, pero debemos tener claro que no importa que seamos muy buenos jugando al poker convencional, porque en el Casino Hold’em Poker no entran en juego dichos factores, y, por lo tanto, la suerte juega un papel mucho más importante que las habilidades que podamos tener jugando al poker.