Máquinas Tragaperras

Presentamos aquí una guía rápida que condensa en pocos puntos lo más importante sobre las máquinas tragaperras para aquellos jugadores o curiosos que estén interesados en una de las mayores revoluciones sociales en lo relativo a los juegos de azar.

Origen de las máquinas tragaperras

Fue a finales del siglo XIX cuando se inventó lo que hoy conocemos como máquinas tragaperras. El impulsor del juego de azar que ha revolucionado las salas recreativas y los casinos, generando unos beneficios anuales estratosféricos, fue Charles Fey, ciudadano germano residente en San Francisco. Esta primera máquina fue denominada Liberty Bell, ya que uno de sus cinco elementos eran las campanas, junto con los corazones, las espadas, las herraduras de caballo y los diamantes.

Las máquinas tragaperras en su origen contaban con tres rodillos en los que aparecían los símbolos antes nombrados. Realizada en hierro, con una ranura para introducir las monedas y su palanca típica en un lateral, la máquina tragaperras llamó la atención rápidamente. Al existir tan pocos elementos y una sola línea de juego era fácil comprobar si habíamos ganado o no. Igualmente, por estos mismos motivos, calcular las probabilidades que teníamos de ganar era muy sencillo.

Su éxito no hizo más que crecer en las décadas siguientes, lo que hizo que los fabricantes de las máquinas tragaperras comenzaran a incluir mejoras para hacer que evolucionaran. Ya en los años 60 se comenzó a introducir elementos electromecánicos en las mismas, para posteriormente verse afectadas también por la revolución digital, encontrándose computerizadas en la actualidad.

El desarrollo y las mejoras, unido a la facilidad que suponen las máquinas tragaperras de cara al juego, han hecho que tengan un papel muy destacado en todos los casinos del mundo, siendo el juego que genera más beneficios de forma anual.

Elementos de una máquina tragaperras

Los elementos principales en las máquinas tragaperras son los siguientes. El plan de ganancias, por un lado, que lo encontraremos en el panel frontal de la máquina, el cual nos mostrará los premios a los que optamos en función de los créditos que hayamos puesto en marcha y de la máquina misma a la que estemos jugando.

Los rodillos son otro elemento esencial de toda máquina tragaperras, ya que tienen el papel principal, siendo los que nos mostrarán si hemos conseguido una combinación ganadora o no cuando se detengan. Los rodillos forman líneas de juego, es decir, la línea que forman al detenerse. Dependiendo del tipo de máquina a la que estemos jugando tendremos una o varias líneas de juego.

El panel central de la máquina nos mostrará la información básica que deberemos conocer sobre nuestro juego: el premio que hayamos obtenido expresado en créditos, el premio pagado una vez que el jugador haya decidido presionar el botón para cobrar, los créditos que tenemos y la apuesta que hayamos realizado.

Además de esto, por supuesto, encontraremos en la máquina una serie de botones a través de los cuales realizaremos nuestras jugadas, siendo los básicos aquellos de créditos/pagos, el botón que da comienzo a la jugada, el botón dirigido a la apuesta de créditos, el de apuesta máxima y los botones de selección del número de líneas que queremos poner en marcha.

No obstante, y aunque también cuentan con estos elementos, la disposición visual que tienen todos ellos en las máquinas tragaperras online es bastante diferente.

En un juego de tragaperras online, en el plano principal encontraremos las líneas de juego, que, también aquí, puede ser de una sola línea o ser una máquina tragaperras multilínea, lo que actualmente es lo normal. En los laterales de dichas líneas de símbolos aparecerán las líneas de juegos representadas por números, de modo que colocando el cursor del ratón encima de cada número veremos cuál es la trayectoria de la línea de juego. Por último, en la parte inferior encontraremos los botones con los que podremos formar nuestras jugadas (nivel de apuestas, líneas de la apuesta, apuesta máxima, el valor de las monedas y el botón que pone en activo el juego) y los marcadores de la apuesta que vamos a realizar y de las ganancias que podamos tener.

Cómo se juega a las máquinas tragaperras

El funcionamiento es el mismo para todas las máquinas tragaperras, independientemente del juego en el que nos encontremos, variando únicamente si la máquina tiene una sola línea de pago o varias. La puesta en marcha de la máquina tragaperras se producirá después de haber introducido las monedas, billetes o fichas que queramos. Estos se convertirán de forma automática en créditos en la máquina, lo cual se hará en función del valor de la apuesta mínima que haya que realizar de cara a comenzar la partida, variando esto totalmente de una máquina a otra.

Es importante que tengamos en cuenta que existe la posibilidad de guardar las ganancias generadas en la máquina en forma de créditos para seguir jugando, pudiendo también abandonar el juego en el momento que queramos, dando únicamente al botón de “créditos/pagos” para que podamos recibir la cantidad que hayamos acumulado.

Una vez convertido el valor del dinero introducido en créditos, elegiremos el número de créditos que queremos poner en juego en cada tirada, el cual hará que varíe las ganancias que podemos obtener si conseguimos una combinación ganadora. Después todo lo que tendremos que hacer será apretar el botón que pone en marcha el juego o la palanca correspondiente. Una vez que los rodillos se detengan podremos comprobar si hemos conseguido alguna de las combinaciones ganadoras determinadas en el plan de ganancias. El importe ganado, como ya hemos dicho, se establecerá en función de la combinación obtenida y de los créditos que hayamos apostado.

Apuntar que, en el caso de las máquinas tragaperras multilínea, podremos poner en juego tantas líneas como queramos apostando créditos en cada una de ellas, de forma que nuestras posibilidades de conseguir una combinación ganadora serán mayores.

Tipos de máquinas tragaperras

En relación con lo que hemos establecido en el apartado anterior, debemos explicar de forma breve que existen distintos tipos de máquinas tragaperras debido al advenimiento de la tecnología, que ha hecho que las posibilidades que tenemos a partir de las apuestas y los premios sea muy diferente. El elemento esencial que marca la diferencia entre todas ellas es así las líneas de pago.

Para empezar, tenemos las máquinas tragaperras de línea única, que aceptará monedas de bajo valor y que entregará premios también bajos y fijos. Normalmente aceptan de tres a cinco créditos por tirada, lo que determinará que el premio se fije en función del número de créditos jugados en la tirada.

En segundo lugar, siendo las máquinas tragaperras que más abundan en la actualidad, encontramos las máquinas de líneas múltiples, tragaperras multilínea. Estas máquinas disponen de hasta 25 líneas de pago. Con los botones de la máquina se podrán activar mas o menos líneas y de igual forma con los botones se podrá seleccionar el número de créditos que se quiere jugar por cada línea. El premio se obtendrá en función del número de lineas de pago que resulten ganadoras cuando se paren los rodillos y del número de créditos que se aposto por cada línea. El número de créditos que se apuesta es igual para todas las líneas, es decir, en la máquinas puedes activar 10 líneas de pago y elegir que quieres jugar 3 créditos por cada línea, por tanto se estará haciendo una apuesta de 10 líneas x 3 créditos = 30 créditos.

Por último, nos encontramos con las denominadas máquinas “Buy a Play”, que aceptarán normalmente tres créditos por tirada. Los créditos adicionales no hacen que el premio final al que podemos optar aumente o que se activen más líneas de juego. Estos créditos extra en este juego lo que harán será que darle al jugador la posibilidad de activar símbolos de la máquina con el fin de que se activen más combinaciones ganadoras.

También debemos hacer mención a las vídeo tragaperras, producto del continuo progreso y mejora en el que están inmersas las máquinas tragaperras desde su invención. Los fabricantes han intentado combinar el juego de las máquinas tragaperras de toda la vida con una realidad que nos presenta pantallas que incluso llegan a ser táctiles y que incorporan imágenes y sonidos muy atractivos.

Máquinas tragaperras con botes progresivos

Las máquinas tragaperras progresivas son aquellas que cuentan con un bote, o jackpot, este bote suele es muy atractivo económicamente. A su vez, dentro de este tipo de máquinas encontramos las progresivas individuales y las progresivas múltiples.

Aquellas máquinas tragaperras que son progresivas individuales tienen un bote propio que aumenta sólo en función de los jugadores que juegan en esa máquina en concreto, ya que un porcentaje de lo insertado por cada jugador va a parar al bote de la máquina, sin tener nada que ver con el resto de máquinas tragaperras. El bote aumenta sin detenerse hasta que un jugador afortunado consiga la combinación ganadora determinada para dicho bote.

Por otro lado, encontramos las máquinas tragaperras progresivas múltiples, las cuales llegan a acumular botes con cifras realmente grandes. Nos encontramos aquí con un número de máquinas que están interconectadas, de forma que el bote que se forma es conjunto. Cada jugador que decida participar en alguna de estas máquinas interconectadas estará destinando parte de lo que ha insertado a un bote único común a todas las máquinas. Pueden ser máquinas conectadas entre sí dentro del mismo casino o incluso máquinas conectadas de distintos casinos, lo que hará que el bote sea aún más grande si cabe.

Cabe destacar que para poder optar al bote habrá que jugar en cada tirada la jugada máxima, activar todas las líneas de pago y jugar el máximo número de créditos por linea de pago, si no se apuesta la apuesta máxima y se consigue la combinación asociada al bote el jugador no ganará el bote, por eso es muy importante tener esto que para optar al bote de las tragaperras progresivas es necesario jugar la apuesta máxima.

Más información sobre Máquinas Tragaperras

  • Elementos básicos de las Máquinas Tragaperras

  • Cómo empezar a Jugar a las Máquinas Tragaperras

    Cuando decidimos empezar a jugar a las máquinas tragaperras pensamos que todo lo que tenemos que hacer es insertar una moneda y probar suerte. Cierto es que no hay mucho más misterio, pero hay algunas observaciones que todo principiante debe tener en cuenta a la hora de comenzar a jugar en estas máquinas.

  • Mitos sobre las Máquinas Tragaperras

    El juego de azar que más beneficios reporta anualmente, las máquinas tragaperras, está inmerso en un gran número de falsas creencias en torno a cómo conseguir que la máquina pierda y nosotros ganemos el dinero que hemos apostado. Este artículo trata de ello: de los mitos que giran en torno a las máquinas tragaperras.