Empezar a jugar a las Tragaperras

Una vez que decidimos jugar a una máquina tragaperras todo parece muy sencillo. Cierto es que el procedimiento a seguir no tiene ningún misterio, simplemente se trata de introducir una moneda, billete o cupón obteniendo de esta forma créditos para jugar, poner la máquina en marcha y al detenerla fijarnos en la combinación resultante por si se trata de una marcada como ganadora en el panel de ganancias. No obstante, antes de comenzar a jugar a estas máquinas hay algunos aspectos físicos de las mismas que debemos tener en cuenta.

Las máquinas tragaperras son muy similares entre sí, pero a la vez totalmente diferentes. Hay tantos modelos en el mercado que, aunque existen algunos tipos más demandados y famosos, podemos encontrar cualquiera en cualquier salón recreativo o bar, sin hablar ya de los casinos, donde la oferta de máquinas tragaperras distintas es muy amplia. Aún así, debemos tener en cuenta que la parte más importante de cualquier máquina tragaperras son sus botones, a través de los cuales podremos dirigir nuestras acciones: apostar más o menos créditos, poner en juego más de una línea de pago, poner la máquina en juego, detenerla, cobrar los créditos, etc.

En la parte superior de la máquina tendremos siempre el denominado panel de ganancias, en el cual se nos muestran las combinaciones ganadoras y su equivalencia en premio. Normalmente la información será mostrada con la combinación representada y al lado el número de créditos que con dicha combinación habremos ganado, lo cual facilita la tarea de interpretación para el jugador, ya que es una traducción directa al ver el panel de ganancias. Es recomendable tener presente dicho panel de ganancias, no sólo ya para tener en mente las combinaciones que nos harán ganadores, sino para tener una idea del dinero en general que podemos ganar.

Otro tema a tener en cuenta es la forma en que la máquina nos permite jugar, es decir, la manera en que nos acepta el dinero para participar. Hay máquinas que aceptan las monedas y otras que aceptan fichas del Casino en cuestión, también las hay que aceptan billetes o cupones del casino. No importa la forma en que introduzcamos el dinero, lo que debemos tener en mente es que nuestro dinero se va a convertir de forma inmediata en la máquina tragaperras en créditos para jugar. Debemos ser prevenidos y antes de insertar el dinero saber cuántos créditos nos va a dar la máquina para saber si esos son los créditos que queremos jugar o si, por el contrario, son menos créditos los que queremos poner en juego. Igual de importante es, cuando decidamos abandonar la máquina por el motivo que sea, comprobar si tenemos ganancias en formas de créditos en la tragaperras, en ese caso se deben cobrar antes de dejar la tragaperras.

Por último, debemos tener en cuenta que hay jugadores experimentados de máquinas tragaperras que están jugando a una determinada tragaperras y deciden tomarse un descanso para luego volver y continuar jugando, estos jugadores suelen dejar alguna señal que indica que la tragaperras está ocupada, hay que comprobar que la máquina esta libre antes de empezar a jugar para evitar problemas.