Premios en el juego Punto y Banca

Para tener conocimiento sobre el monto total que se reparte en premios para el juego de Punto y Banca hay que tener algo claro de forma previa. En este tipo de juego existen tres posibles resultados finales una vez llegados al final: que gane la mano del jugador (punto), que gane la mano de la banca o que suceda lo que se denomina tie, que no es otra cosa que ambas manos, jugador y banca, empatan. Una vez que tenemos esto en mente debemos saber que como jugadores podemos apostar en los tres casilleros que se denominan “player”, “banker” y “tie” (en español, “punto”, “banca” y “tie”).

Si apostamos a que el valor de la mano que representa a los jugadores será superior al conseguido por la mano que representa a la banca, el premio ofrecido en el caso de que acertemos será 1-1, es decir, nos premiarán con la misma cantidad que hubiéramos apostado. Así si, por ejemplo, hemos apostado un 1€ en el casillero "punto" (player, jugador) y la mano del jugador gana a la mano de la banca, entonces el crupier anuncia que la mano ganadora es la del jugador, y procede a hacer el pago a todos los jugadores que apostaron que la mano ganadora iba a ser la mano que representa a los jugadores. En nuestro ejemplo habiamos apostado 1€ a que la mano ganadora era la del jugador, por tanto el crupier nos pagara 1€ (pago a razón de 1 a 1) y recuperamos la apuesta realizada de 1€.

Si apostamos a que el valor conseguido por la banca será más alto que el conseguido por parte del jugador, el premio que se nos ofrecerá será también de 1-1 pero con una reducción del 5% de comisión sobre dicha ganancia. Estamos aquí en la situación contraria a la que hemos explicado en el párrafo anterior. Es decir, el jugador decide apostar un 1€ en el casillero de la banca y, al final de la partida la mano ganadora es la de la banca. El jugador que ha apostado en el casillero "banca" (banker) 1€ habra ganado 1€, ya que los pagos son a razón de 1 a 1, pero en este caso, la mano de la banca gana, a la ganancia se le resta un 5% que se queda el casino en concepto de comisión. Por tanto, el jugador recupera su apuesta inicial de 1€ y recibe 95 céntimos (1€ - 5% de 1€ = 0,95€) como pago de la apuesta.

Por último, si decidimos apostar a que habrá un empate entre ambas partes, es decir, entre la mano del jugador y la mano de la banca y que, por tanto, obtendrán el mismo valor, el premio será mucho más alto, situándose en un pago 8-1. En este último caso nos imaginamos que el jugador ha decidido apostar 1€ en el casillero "tie" (empate). Si se da un empate entre las dos manos (aunque debemos tener en mente que ocurre en muy pocas ocasiones), el jugador que hubiera apostado 1€ recibirá como premio 8€ y recuperá el 1€ de apuesta inicial. Además, en caso de empate, el crupier no recogerá las apuestas del resto de jugadores que hubieran depositado sus fichas en los casilleros de "punto" (“player”) y “banca" ("banker”), ya que se considera que en caso de empate no existen ganadores ni perdedores.